Conferencias esperan más tormentas después de inundaciones históricas

Other Manual Translations: português

A medida que el clima severo continúa perturbando el Medio Oeste, los residentes de Oklahoma enfrentan niveles de inundaciones casi históricos y se están preparando para las consecuencias. Hasta el 23 de mayo, el Departamento de Gestión de Emergencias de Oklahoma informaba que las recientes tormentas en todo el estado habían provocado más de 4.000 cortes de energía, cierres de carreteras en 20 condados, 3 evacuaciones obligatorias y voluntarias en toda la ciudad, 74 heridos y 1 muerte relacionada con las inundaciones.

En Skiatook, ubicada en el noreste de Oklahoma, los niveles de agua del cercano Bird Creek inundaron la ciudad con varios centímetros de agua. La Revda. Susan Whitley, quien dirige la Iglesia Metodista Unida en Skiatook, dijo que algunos/as miembros tuvieron que abandonar sus hogares hasta que las aguas retrocedan. "Aunque decimos 'solo son posesiones materiales', sigue siendo devastador, especialmente para nuestra gente mayor" dijo Whitley.

 

 

Shelli Pleasant, pastora da Igreja Metodista Unida Avant, fica em frente à igreja com água até as coxas, um dia depois que uma série de tempestades em 20 de maio resultou em enchentes quase históricas da cidade. Foto de John Pleasant, Conferência Anual de Oklahoma. 

Shelli Pleasant, pastora de la Iglesia Metodista Unida Avant, se para frente a la iglesia con el agua hasta sus muslos un día después de una serie de tormentas el pasado 20 de mayo que causaron inundaciones casi históricas en la ciudad. Foto: John Pleasant, Conferencia Anual de Oklahoma.

 

"Superaremos esto, pero se necesitará mucha ayuda para unirnos y hacer lo que sea necesario, desde cubrir necesidades inmediatas como comidas o un lugar para guardar pertenencias, a necesidades futuras como limpiar casas y cortar ramas. Tomará tiempo recuperarse y lo tendremos en mente para estar listos para ofrecer cualquier asistencia posible", recalcó la Revda Whitley.

La iglesia Metodista Unida en Skiatook no sufrió daños, pero a unas pocas millas río arriba, la historia fue diferente. El día después de la primera tormenta, Shelli Pleasant caminaba con el agua hasta los muslos para llegar a la iglesia que ella lidera en Avant. Ella estimó que había un pie de agua en el salón comunitario y que más agua se había entrado al santuario y al salón de clases. Aunque la iglesia fue dañada, la primera prioridad de Pleasant fue la gente de Avant.

"Mis preocupaciones en este momento son la comunidad en general; hay muchos/as cuyos hogares están inundados, pero no muchos/as han podido regresar debido a que las carreteras están cerradas y las aguas altas hacen que nuestra calle principal sea intransitable" dijo Pleasant quien ha pasado los días desde la tormenta conectándose con el vecindario y participando en un grupo local de Facebook que conecta a las personas que tienen necesidades con otros/as miembros de la comunidad que pueden ayudar. "Creo que lo más importante para mí como pastora es estar presente y disponible para los/as miembros de mi iglesia, y en la comunidad para quienes necesitan alguien que escuche, ore y ayude de manera tangible. Todavía no sabemos realmente lo que necesitamos en lo que respecta a la mano de obra y las reparaciones de la iglesia, o lo que nuestros miembros podrían necesitar" dijo Pleasant.

A medida que se esperan más tormentas, tanto para Avant como para Skiatook, aumenta la posibilidad de potenciales daños que empeoren la situación actual. La Conferencia Anual de Oklahoma está preparando los esfuerzos de ayuda ante situaciones de desastre.

 

Uma vista aérea de inundações em Skiatook. Foto de Lindsey Chastain, do Jornal Skiatook.

Una vista aérea de las inundaciones en Skiatook. Foto: Lindsey Chastain del Diario Skiatook.

 

"Con lo que estamos tratando no son las tormentas durante un fin de semana; estamos lidiando con la acumulación de clima primaveral y demasiada agua. El suelo ya está saturado, las represas ya están llenas, por lo que la acumulación es un peligro mayor que una gran tormenta" dijo Jeremy Basset, director de la Oficina Metodista Unida de Misión en Oklahoma.

La acumulación ha resultado la causa más frecuente de las peores inundaciones que el estado ha visto en los últimos años, lo que ha dado lugar a emergencias declaradas en 66 de los 77 condados de Oklahoma. Basset señala que el área afectada supera con creces la de las inundaciones repentinas de 2013 que se produjeron días después de que un tornado azotara a Moore. "Esto no es una repetición de 2013; no es un evento, no es un evento centralizado, es un evento de agua dispersa con alguna actividad de tornado. Ni siquiera podemos estimar el número de casos" dijo Basset.

En Skiatook, las carreteras principales dentro y fuera de la ciudad seguían cerradas días después de la tormenta. Whitely dijo que el cierre de carreteras fue uno de los mayores desafíos que enfrentan los residentes locales. “Parte del problema es que el acceso desde y hacia Skiatook es extremadamente limitado; las vías principales están cerradas, e incluso la situación en las carreteras secundarias cambian hora a hora. La gente tiene miedo de ir a cualquier parte porque no saben si pueden salir, y si salen no saben cuándo pueden regresar" dijo el Rev.Dr. Mark Whitley, quien dirige la Iglesia Metodista Unida Meadowcreek en Collinsville y está casado con Susan Whitley.

Whitley brindó atención pastoral como bombero voluntario durante la evacuación de rescate en agua de una zona de casas remolque el 21 de mayo a la 1:30 am. La camioneta de la iglesia fue utilizada para ayudar a transportar a las familias desplazadas a un centro de ayuda cercano. Al día siguiente, oró con una familia mientras se preparaban para evacuar su hogar cerca del río Caney. Cuando llegó, el camino estaba seco; cuando se fue una hora después, el agua cubría el camino sin dejar vía de salida.

Los esfuerzos de socorro en casos de desastre se están coordinando entre varias agencias estatales, pero Basset dijo que pasarán al menos otros 10 días o 2 semanas antes de que se envíen los equipos porque la amenaza de tormentas continuas podría poner en peligro esos equipos, y hacer ineficaces los esfuerzos tempranos de limpiar o reconstruir. Basset incentiva a los/as interesados/as en el trabajo de ayuda en casos de desastre a registrarse en el sitio web OKUMC. "Tenemos que esperar y ver ahora mismo, pero estamos pendientes de todo; es un juego de espera frustrante, pero esta fase inicial se limita a los servicios de emergencia" dijo Basset.

 

Inundação em Skiatook vista da beira das águas. Foto da Revda. Susan Whitley da Igreja Metodista Unida de Skiatook.

Las inundaciones en Skiatook vistas desde el borde de las aguas. Foto: Revda. Susan Whitley. IMU de Skiatook.

 

A medida que se avecinan más tormentas en el horizonte, Pleasant dice que las oraciones y el estímulo no han tenido precio. "He recibido muchos mensajes para decirme que están orando por mí como pastora, por mi iglesia, nuestra comunidad Avant, y nos están enviando palabras de amor y aliento; estos son recordatorios tangibles de que Dios es bueno y está en control" agregó.

Susan Whitley dijo que la recuperación llevará tiempo e involucrará a toda la comunidad, y que un enfoque importante de su cuidado pastoral es tranquilizar a las personas asegurándoles que la iglesia de Skiatook estará presente con la comunidad durante el largo proceso de recuperación. "Vamos a estar aquí para ellos sin importar lo que sea necesario, ya sea que se trate de limpiar casas, pagar por un basurero, cargar muebles para el almacenamiento, vamos a estar aquí como la familia de su iglesia y los/as ayudaremos a superar esto" dijo Susan Whitley.

Mark Whitley estuvo de acuerdo y dijo que la iglesia se mantendrá vigilante y trabajará para ser agente de esperanza. "La cartelera fuera de nuestra iglesia ha tenido esta declaración por algunas semanas: ‘Gracias a Dios tenemos fe en medio de las situaciones’. Eso lo dice todo", dijo.  

 

* Meagan Ewton, Conferencia Anual de Oklahoma. Para inscribirse para integrar los esfuerzos de ayuda o para donar para la recuperación de la tormenta en Oklahoma, haga clic aquí.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org

Misión
Un médico examina a un niño en un campamento para personas desplazadas por las inundaciones después del ciclón Idai, cerca de Beira, Mozambique. Foto Mike Hutchings, REUTERS (por favor, no vuelva a utilizar esta foto).

"Damos gracias a Dios porque estamos vivos"

Los/as miembros de la Iglesia Metodista Unida de Malanga, se unieron a las iglesias hermanas en el Concilio Ecuménico Cristiano de Mozambique para un Servicio de Adoración Solidario el 22 de marzo, para brindar apoyo a los/as sobrevivientes del ciclón Idai.
Entidades de la Iglesia

Vandalizan iglesia metodista que sirve a la comunidad nativa

Alguien usó un banco fuera del edificio para subir al techo de la iglesia y cortar el símbolo la cruz y la llama de La Iglesia Metodista Unida.
Entidades de la Iglesia

Inmigración y sexualidad temas centrales para las conferencias anuales

Las conferencias anuales de los EE.UU. tomaron posiciones en varios temas controversiales en sus últimas asambleas, es especialmente en torno a la inmigración yla sexualidad.