Plan Indianápolis: una nueva propuesta de separación concertada

Other Manual Translations: English 한국어 português

Un grupo de líderes de la iglesia centrista, progresista y tradicionalista han ideado un plan para que La Iglesia Metodista Unida se separe amigablemente en dos o más denominaciones. Se llama el Plan Indianápolis, llamado así por la ciudad donde se reunió el grupo. Foto de William Sturgell, cortesía de Pixabay; gráfico de Noticias MU.

El conflicto de La Iglesia Metodista Unida (IMU) sobre la homosexualidad es irreconciliable y exige una separación amigable en diferentes denominaciones, según un grupo de 12 personas de posiciones centristas, tradicionalistas y progresistas que comenzaron a reunirse a finales del pasado mes de junio.

"Hemos descubierto que La Iglesia Metodista Unida (IMU) no puede vivir en la misma casa de manera pacífica, pero podemos vivir uno/a al lado del/de la otro/a", dijo el Rev. Kent Millard, presidente del Seminario Teológico Unión y uno de los organizadores del grupo.

The Rev. Kent Millard.  Photo courtesy of United Theological Seminary. 
Rev. Kent Millard. Foto cortesía del Seminario Teológico Unión.

Millard y los demás han redactado disposiciones básicas de lo que llaman el Plan Indianápolis, llamado así por la ciudad donde se reunieron a fines de junio para intensas discusiones.

El grupo espera recibir aportes de toda la iglesia para que el plan pueda revisarse y redactarse en forma de petición a la Conferencia General 2020, antes de la fecha límite del 18 de septiembre.

El Plan Indianápolis visualiza, por una parte, una Iglesia Metodista Unida Tradicionalista que mantendría las restricciones actuales de la denominación sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y sobre la ordenación de clérigos/as que sean homosexuales "practicantes y auto declarados/as”.

Por otra parte, una Iglesia Metodista Unida Centrista/Progresista que eliminaría esas restricciones, así como la enseñanza de la iglesia de que la práctica de la homosexualidad es incompatible con la enseñanza cristiana. Los nombres descritos son solo una referencia, ya que cada denominación decidiría cómo se llamaría y podría incorporar el término "Metodista Unida" en ese nombre.

Incluso, este plan ofrece la posibilidad de una tercera denominación, una Iglesia Metodista Unida Progresista que practicaría la plena inclusión inmediata de las personas LGBTQ+. De esta manera el plan evita la disolución formal y sugiere una "continuación legal" donde las agencias eclesiásticas generales permanecerían con La Iglesia Metodista Unida Centrista/Progresista.

The Rev. Keith Boyette. Photo courtesy of the Wesleyan Covenant Association. 

El Rev. Keith Boyette. Foto cortesía de la Asociación Pacto Wesleyano.

El Rev. Keith Boyette, presidente de la tradicionalista Asociación Pacto Wesleyano (WCA por sus siglas en inglés) y miembro del grupo del Plan Indianápolis, expresó su acuerdo con estas premisas: "Una de las iglesias tenía que continuar inicialmente, con el marco legal de La Iglesia Metodista Unida. No fue difícil para mí, personalmente, aceptar que el sector centrista/progresista de la iglesia haga eso. Ese sector ha puesto mucho énfasis en ese marco” dijo Boyette.

Los redactores del Plan Indianápolis incluyen pastores/as de iglesias afiliadas a la Red del Ministerio de Reconciliación, organismo no oficial de la IMU que aboga por la inclusión total de las personas LGBTQ+. Al igual que Boyette, el Rev. Tom Lambrecht quien es vicepresidente y gerente general de “Good News”, tiene una perspectiva tradicionalista; mientras que Millard y otros/as participantes han asumido puntos de vista más centristas.

Todos/as los/as miembros del grupo son estadounidenses, pero Millard dijo que ha estado en contacto con el Obispo John K. Yambasu, quien dirige el Colegio Africano de Obispos/as.

Los/as integrantes del grupo hicieron énfasis en clarificar que, en el marco de estas conversaciones, se están representando a sí mismos, no a sus organizaciones, y ven el Plan Indianápolis como un trabajo en progreso en donde todos coinciden en la idea de que la denominación necesita reorganizarse de manera separada.

"Nuestro conflicto interno impide nuestra misión principal de hacer discípulos de Cristo para la transformación del mundo" dijo Lynette Fields, directora ejecutiva de transformación comunitaria en la Iglesia Metodista Unida de San Lucas, una congregación abierta a la participación de la comunidad LGBTQ+ en Orlando, Florida. "Creo que una separación amistosa o el nacimiento de nuevas expresiones permitirá que cada nuevo grupo sea más saludable, más vibrante y centrado en la misión".

 Plan Indianapolis

Para leer las disposiciones básicas del plan en inglés, haga clic aquí.

El grupo detrás del plan está trabajando en una versión más detallada.

Para leer una lista de clérigos y laicos/as metodistas unidos/as que trabajaron en el Plan, haga clic aquí.

Su declaración señala que "los nombres de las organizaciones se proporcionan sólo con fines de identificación y no implican que estas congregaciones y organizaciones hayan respaldado estas propuestas".

La Iglesia Metodista Unida ha luchado durante décadas en torno a cómo aceptar ser homosexual. Después de que el cisma parecía inminente en la Conferencia General de 2016, los/as obispos/as crearon una Comisión sobre “El Camino a Seguir” y convocaron una Conferencia General Especial, celebrada el pasado febrero en San Luis.

Los/as delegados/as derrotaron al Plan “Una Sola Iglesia” que proponían los/as obispos/as y por un margen de 438 a 384, aprobaron el Plan Tradicional, que refuerza las restricciones de la iglesia sobre la ordenación de homosexuales y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Las reacciones adversas que levantó las decisiones tomadas en San Luis fueron, se han venido traduciendo en una abierta resistencia al Plan Tradicional, lo cual ha provocado la partida de algunas iglesias tradicionalistas cansadas del conflicto.

La Conferencia General Especial 2019 y sus secuelas, llevaron al trabajo conjunto que ha dado origen al Plan Indianápolis. "A lo largo de la historia de la iglesia ha habido momentos en que grupos de personas que iban en diferentes direcciones era necesario; creo que estamos en ese momento en la vida de la IMU" dijo Fields.

Las premisas básicas del Plan Indianápolis incluyen las siguientes:

• Las conferencias centrales podrían alinearse con cualquiera de las denominaciones o convertirse en denominaciones autónomas afiliadas. Aquellas que no tomen decisión al respecto, serían automáticamente parte de La Iglesia Metodista Unida Tradicionalista.

• Las conferencias anuales de los Estados Unidos decidirían por mayoría de votos a qué denominación unirse. Aquellas que no voten formarán parte automáticamente de La Iglesia Metodista Unida Centrista/Progresista.

• Las iglesias locales que no estén de acuerdo con la decisión de su conferencia anual podrían decidir, por voto mayoritario, afiliarse a otra conferencia anual de la otra iglesia, reteniendo sus propiedades, activos y pasivos.

• El clero decidiría a cuál denominación unirse, pero por defecto iría con la decisión de su conferencia anual. Los/as obispos/as también podrían elegir una denominación.

• Cada denominación desarrollaría una nueva Conferencia General, así como su propio Libro de Disciplina, estructuras, políticas y prácticas financieras.

• Wespath, el Comité Metodista Unido de Auxilio (UMCOR), Mujeres Metodistas Unidas UMW) y la Casa Metodista Unida de Publicaciones serían organizaciones independientes, posicionadas para servir a las denominaciones que se formen.

• Todas las demás agencias serían parte de La Iglesia Metodista Unida Centrista/Progresista.

• La Conferencia General de 2020 proporcionaría fondos para los ministerios de las conferencias centrales durante el cuatrienio 2021-2024, y las denominaciones separadas compartirían los costos.

• Se diseñaría un proceso para dividir los activos actuales de la iglesia general, incluida la creación de una junta de arbitraje.

“La separación debe ocurrir rápidamente”, dice el grupo del Plan Indianápolis que aspira a que las conferencias anuales comiencen su realineación en agosto 2020, con conferencias generales inaugurales para las diferentes denominaciones que tendrán lugar en el otoño de 2021.

The Rev. Darren Cushman-Wood.  Photo courtesy of United Methodist Insight. 
Rev. Darren Cushman-Wood. Foto cortesía de United Methodist Insight.

El Plan Indianápolis podría ser aprobado "en su totalidad" por la Conferencia General sin enmiendas constitucionales que consumirían mucho tiempo para ser aprobadas”, dijo Boyette, quien ha sido abogado en ejercicio y sirvió en el Concilio Judicial de la denominación. Aunque de alguna manera es similar al recientemente presentado Plan de los Obispos Bard y Jones, el Plan Indianápolis va más allá al crear una separación real de las denominaciones, dijo Boyette.

Al igual que Millard, Boyette utiliza una analogía para describir el Plan Bard-Jones comparándolo con personas que viven en la misma casa, pero en habitaciones diferentes. "Lo que logra el Plan Indianápolis es esencialmente decir: ‘OK, vamos a estar en diferentes casas en el mismo vecindario, y el vecindario es la familia Wesleyana ampliada" dijo Boyette. También reconoció que forma parte de otras discusiones sobre el futuro de La Iglesia Metodista Unida, pero describió el Plan Indianápolis como "un enfoque justo, equitativo y respetuoso para poner fin a lo que se ha convertido en un conflicto muy perjudicial".

¿Alguna idea que aportar al plan?

El grupo detrás del Plan de Indianápolis agradece sus aportes. Póngase en contacto con el Rev. Kent Millard a kmillard@united.edu, el Rev. Keith Boyette a president@wesleyancovenant.org o el Rev. Darren Cushman-Wood a dcushwood@northchurchindy.com

Por su parte, el Rev. Darren Cushman-Wood participa en el grupo del Plan Indianápolis y organizó discusiones colectivas en la Iglesia Metodista Unida del Norte de Indianápolis, donde es pastor principal: "Somos una congregación de la Red de Ministerios de Reconciliación, por lo que fue un poco surrealista que en nuestro salón se encontrara el presidente de la WCA y el vicepresidente de ‘Good News’" dijo Cushman-Wood.

Así mismo, agregó que las discusiones del grupo fueron honestas, respetuosas y, en su opinión, el resultado será una legislación que vale la pena considerar en la Conferencia General de 2020, programada para entre el 5 y el 15 de mayo en Minneapolis. "Veo el trabajo de nuestro grupo como un simple servicio a los/as delegados/as, quienes realmente son los/as que toman las decisiones".

 

* Hodges reporta para Noticias MU y está radicado en Dallas. Lo puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a newsdesk@umcom.org. Para leer más noticias metodistas unidas, suscríbase gratis al Daily o Weekly Digests. 

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org

Entidades de la Iglesia
Kevin Dunn, director del servicio de datos de la agencia presenta una visión general de la membresía de los/as metodistas unidos/as en los Estados Unidos a la junta del Concilio General de Finanzas y Administración (GCFA por sus siglas en inglés), durante su reunión del 15 de noviembre en Nashville, Tennessee. Entre los puntos resaltantes señaló el crecimiento de la iglesias hispano-latinas y multirraciales. Foto por Kathleen Barry, Noticias MU.

Mientras membresía desciende en EEUU iglesia hispano-latina crece

Las estadísticas de la denominación proyectan que al menos la mitad de la denominación vive fuera de los EE. UU.
Entidades de la Iglesia
Cuadro comparativo de planes para la Conferencia General 2020. Ilustración Noticias MU.

Comparación de los planes para ser considerados en la Conferencia General 2020

Este resumen compara las propuestas de varios grupos sobre el futuro de La Iglesia Metodista Unida. No incluye planes presentados por individuos y se enumeran en orden alfabético.
Entidades de la Iglesia
Ocho obispos/as firman una declaración pidiendo un "movimiento wesleyano vibrante y efectivo en la misión". Foto-ilustración Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU.

Obispos/as llaman a mantener “conversaciones más profundas”

Ocho obispos/as firman una declaración pidiendo un "movimiento wesleyano vibrante y misionalmente efectivo". Gráfico por Laurens Glass, Noticias MU.